Crónicas de un perturbado

562
Share
Copy the link
El príncipe punk de la pornografía te invita a su extraño mundo. Donde los tatuajes, los piercings y el rock n’ roll son el telón de fondo del sexo duro con acción anal radical sin parar. Cada escena es un crempie obsceno. Si te gusta la acción hardcore loca, o simplemente eres fanático de Rob Rotten, ¡no te lo puedes perder!